serigrafia

Usos que quizás no conocías de la serigrafía industrial

La serigrafía industrial es un tipo de impresión al cual se recurre cuando no es posible utilizar los servicios de una imprenta tradicional. El motivo de no poder recurrir a otras técnicas está en el tamaño del material sobre el que se va a imprimir, su forma o el objeto en sí mismo. Es pues, una solución a determinados problemas que surgen a la hora de imprimir mediante otro tipo de técnicas o mediante máquinas de serigrafía convencional.

Se emplea entre otras muchas cosas para los mandos de las consolas de juegos, para imprimir displays publicitarios, para la realización de adhesivos o para todo tipo de carátulas.

Vinilos para escaparates

Los grandes vinilos pensados para escaparates se producen mediante la técnica de serigrafía industrial. Se utilizan mucho para grandes campañas publicitarias. Seguramente, las que más llaman la atención son las de los bancos, que gracias a estos vinilos de alta calidad cambian totalmente el aspecto externo de sus oficinas en cuestión de horas, publicitando así sus nuevos productos.

Los vinilos para escaparates se utilizan también en grandes superficies y en tiendas de barrio para conseguir que el escaparate sea mucho más original y atractivo. Podemos encontrarlos, por ejemplo, para campañas como la de Navidad, las rebajas o para Halloween por poner tan solo algunos ejemplos.

Uno de los principales atractivos de estos vinilos es que están perfectamente diseñados para no dejar ningún tipo de residuo, por lo que se quitan y se ponen sin problemas, pudiendo cambiarse sin tener que utilizar nada especial para la limpieza del cristal.

 

Carátulas para máquinas

Las carátulas para máquinas es otro de los trabajos que más llaman la atención en la serigrafía industrial. Por ejemplo, los frontales de las máquinas de tabaco, que pretenden llamar la atención de los consumidores con su colorido, están realizados mediante esta técnica.

También las máquinas de refrescos, bocadillos y chucherías están decoradas mediante ella, lo que hace que se vean mucho más llamativas y atractivas. Los frontales de máquinas expendedoras de menos tamaño también usan la serigrafía industrial para sus carátulas.

Está técnica cuenta con auténticos expertos en la materia que, para competir entre sí, necesitan utilizar no solo las mejores máquinas sino también los consumibles que ofrecen mejores resultados, como las tintas de máxima calidad y los repuestos más económicos y más duraderos que permiten ofrecer precios altamente competitivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *