Starlink en Gaza: la jugada maestra de Elon Musk en medio de la controversia.

Starlink en Gaza: la jugada maestra de Elon Musk en medio de la controversia.
Musk

Después de varias publicaciones en X, Elon Musk se vio envuelto en una polémica acusación de antisemitismo. Sin embargo, el pasado 27 de noviembre, el empresario realizó una visita de gran importancia junto al primer ministro Netanyahu al kibutz de Kfar Aza, uno de los lugares que sufrió un ataque por parte de Hamas el pasado 7 de octubre. Según el prestigioso periódico Haaretz, durante esta visita, Musk y Netanyahu tuvieron la oportunidad de escuchar testimonios conmovedores sobre la masacre y visitar la casa de la familia Liebstein.

Durante su estancia en el kibutz, Musk recibió valiosa información por parte del jefe del consejo regional de Shaar Hanegev, Yossi Keren, y un portavoz del ejército. Su compromiso personal con la situación y la comunidad afectada quedó claramente demostrado, resaltando su deseo genuino de comprender a fondo los desafíos a los que se enfrentan.

Por otro lado, las acusaciones de antisemitismo podrían tener graves repercusiones para X de Elon Musk. Según el reconocido diario New York Times, la empresa podría llegar a perder hasta 75 millones de dólares en ingresos publicitarios tras un polémico tuit en el que el empresario respaldaba una teoría del complot antisemita. Documentos internos correspondientes al último trimestre muestran que más de 100 marcas y anunciantes han pausado sus anuncios en X, mientras que otros están considerando hacerlo. Grandes marcas como IBM, Apple y Disney retiraron rápidamente sus anuncios de X luego del incidente, según informa Media Matters, organismo de control de medios en Estados Unidos. Además, Airbnb bloqueó más de 1 millón de dólares en publicidad en X, mientras que Uber y Coca-Cola son otras dos marcas que han suspendido su publicidad en la plataforma.

Un aspecto destacado de la relación de Musk con Israel es el acuerdo alcanzado con el Ministerio de Comunicaciones israelí para el acceso a Starlink, la red satelital de conexión a Internet creada por el propio Elon Musk. Según este acuerdo, el acceso a Starlink desde Gaza solo será posible con el consentimiento de Israel. El ministro de Comunicaciones, Shlomo Karhi, anunció este pacto en X, felicitando a Musk por lograr un acuerdo de principio con el ministerio bajo su dirección. La declaración de Karhi enfatiza la importancia de la aprobación israelí para el uso de las unidades satelitales Starlink, incluyendo la Franja de Gaza.

La visita de Elon Musk y Netanyahu al kibutz de Kfar Aza, así como el acuerdo sobre Starlink, evidencian un compromiso y una colaboración estrecha entre Musk e Israel. Más allá de las controversias, estos eventos demuestran un claro intento por parte del empresario de construir puentes y abordar los desafíos en colaboración con las autoridades israelíes, fortaleciendo así la relación bilateral.