Santander, primera ciudad “Smart City” en España

Santander se corona como ciudad pionera “Smart City” al utilizar en sus calles miles de dispositivos conectados entre sí con el objetivo de ofrecer mejor información al usuario.

 

El concepto de las Smart City o ciudades inteligentes, engloba todas aquellas infraestructuras, innovación y tecnología que se pone al servicio del ciudadano con el objetivo de hacer más fácil la vida de las personas en la ciudad.

Tokyo es una de ellas, pero también lo son Londres, Nueva York o Paris. En España, Santander se suma a este listado de ciudades del futuro, consiguiendo que sea la primera ciudad inteligente de nuestro país.

Estas ciudades, cada día más sostenibles, se sirven de los adelantos tecnológicos para reducir el consumo energético y las emisiones de CO2.

Sin embargo, este nuevo modelo de desarrollo urbano va más allá de utilizar iluminación Led, paneles fotovoltaicos y medios de transportes eléctricos. Sino que es necesario utilizar una gran variedad de recursos y poner todos los medios al alcance de las personas.

 

Santander lo ha logrado.

 

Y es que, la ciudad española cuenta con la mayor infraestructura urbana IoT que existe en el mundo. Miles de dispositivos colocados por cada rincón de la ciudad, ofrecen información en tiempo real sobre el alumbrado, el agua, los residuos, etc., información que no sólo está al servicio del Ayuntamiento de Santander, sino también del ciudadano en una misma plataforma.

Tan sólo con descargar una App en tu Smartphone, cualquier ciudadano puede conocer los estacionamientos libres en la ciudad, la llegada exacta del bus urbano en una parada o el estado del tráfico. Tecnología punta que, sin duda, mejorará la calidad de vida de sus habitantes y repercutirá positivamente en el medio ambiente.

En otras ciudades, tendremos que esperar al menos hasta 2050 para ser más sostenibles y eficientes.  A partir de esta fecha, se estima que las prácticamente todas las ciudades del mundo, darán el salto definitivo hacia las ciudades inteligentes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *