Recomendaciones para elegir los mejores textiles para tu bebé recién nacido

Uno de los preparativos que tenemos que tener en cuenta con la llegada del bebé son los textiles que utilizaremos para el recién nacido. Tanto las mantas como las sábanas, toallas o arrullos deben poseer ciertas características en su composición para que puedan ser aptas según las recomendaciones del pediatra.

¿Cómo deben ser los textiles que compremos para nuestro bebé? ¿Cuáles son los más recomendados?

 

Textiles para recién nacidos

#1. Textiles 100% algodón

La importancia de utilizar tejidos de algodón 100% en los bebes, es clara.

La piel del bebé recién nacido es muy delicada y necesita estar en contacto con tejidos fabricado a base de materiales orgánicos. Utilizar otros compuestos puede ocasionar molestias graves en la piel de tu bebé. Ellos no pueden quejarse, por lo que cuando empecemos a ver las rojeces, eccemas o signos de dermatitis alérgicas, el bebé ya llevará tiempo sufriéndolas.

No es recomendable usar ropa de bajo coste para los más pequeños, ya que los tejidos no resultan adecuados para pieles sensibles. Este tipo de prendas utilizan materiales más baratos para aminorar costes de producción y, al final, quien más sufre las consecuencias es nuestro bebé.

Con el auge de la moda low cost, resulta complicado encontrar prendas de recién nacido fabricadas 100% en algodón. Fíjate bien en el etiquetado de todas las prendas, toallas, sábanas y mantas.

#2. Opción Antiácaros

Los últimos avances en tejidos infantiles incorporan la posibilidad de elegir textiles con opción antiácaros, una novedad muy recomendable a la hora de elegir las sabanas para la cuna del bebé.

La marca Velfont es una de las pioneras en fabricar tejidos de algodón 100% con tratamiento antiácaros Acarsan® , una cualidad que se mantiene lavado tras lavado. Ideal para personas con problemas respiratorios o de alergias, pero también para los más pequeños.

Los bebés recién nacidos deben dormir entre tejidos transpirables, con la suficiente ventilación para evitar hongos o la aparición de ácaros. Bacterias que pueden afectar al desarrollo de sus defensas, ocasionando bebés con problemas agudos de alergias respiratorias.

Comprar tejidos con tratamiento antiácaros es una de las mejores inversiones que pueden hacer los recién estrenados papis.

#3. Desenfundables y lavables

De nada sirve comprar tejidos adecuados para bebés si estos no se pueden desenfundar para su limpieza.

En ocasiones me encuentro con mamas que compran sillitas o hamacas para bebés que no son desenfundables, siendo no sólo un trastorno para su limpieza, sino también un nido de gérmenes para los más pequeños.

Todos los textiles del bebé deben ser desenfundables para su limpieza en lavadora. Si no es así, deberás llevarlo a una tintorería de forma regular y hacerlo en aquellas que dispongan de lavado para prendas infantiles.

Olvidaros de alfombras difíciles de aspirar o limpiar, estores que no permitan quitarse para su limpieza o nórdicos que no puedan lavarse a más de 30ºC. Este tipo de textiles suelen acumular mucha suciedad y polvo, nada recomendable en habitaciones donde duerma el bebé recién nacido.

A medida que crecen, su cuerpo estará preparado para admitir tejidos con otras composiciones químicas sin que su piel reaccione. Del mismo modo, podemos empezar a utilizar textiles con colores más llamativos e incluir suavizantes antialérgicos especializados para bebés.

 

¿Y tú? ¿Sabes ya que textiles comprar para tu bebé?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *