¿Qué ventajas tienen las puertas rápidas de lona?

En lugares en los que hay mucho tránsito de vehículos entrando y saliendo, pero que requieren de un cierto aislamiento por determinado motivo, es necesario tener puertas que se adapten a las necesidades.

Es por esto que cada vez hay más empresas industriales que utilizan puertas rápidas de lona, ¿las conoces? Hoy queremos contarte sobre ellas para que descubras todas las ventajas que tienen.

¿Qué son las puertas rápidas de lona?

Las puertas rápidas de lona son un tipo de puerta mucho más flexibles creadas para lograr una buena seguridad y aislamiento, sin perder demasiado espacio, lo que las hace ideales para concesionarios, talleres y otros establecimientos industriales.

Estas puertas minimizan la entrada de aire en el lugar de trabajo, despresurizan el ambiente y cambian la temperatura que pudiese afectar la producción o al personal. De esta forma, estas puertas rápidas son una excelente forma de generar un modelo de productividad con un mayor ahorro energético y una buena inversión.

Las puertas rápidas de lona sirven para establecimientos como talleres, concesionarios, supermercados, salas blancas etc., ya que no solo sirven como puerta, sino que aíslan la temperatura del lugar, manteniendo el espacio fresco y cómodo para trabajar.

Además, este tipo de puertas rápidas no ocupan demasiado espacio porque se pliegan o enrollan de forma fácil y sin ocupar apenas espacio, como lo haría una puerta normal. Esto es una ventaja, especialmente si tienes el lugar como un depósito de transportes, por ejemplo, donde el espacio no abunda. Además, estas puertas son especialmente seguras en lugares donde hay autos o camiones, ya que las puertas rápidas de lona, al azotarse, no dañan los vehículos de ninguna forma.

5 ventajas de las puertas rápidas de lona

  1. Las puertas rápidas de lona son una opción segura porque, aunque son lo suficientemente pesadas, son suaves y libres de elementos rígidos que pudiesen dañar a una persona que está dentro del lugar o a un vehículo, en caso de que haya.
  2. Estas puertas tienen un cierre hermético que resulta un sistema rápido, pero que también conserva un ambiente fresco, aislado y libre de viento.
  3. En general, es un gran problema con la lona el hecho de que el viento las azote, pero esto no ocurre con las puertas rápidas de lona porque son resistentes a todo tipo de vientos, especialmente porque se pueden cerrar herméticamente, como ya hemos mencionado.
  4. Este tipo de cierre es rápido y ahorra muchísimo tiempo porque se hace de forma automática, lo que es sumamente útil, especialmente en el trabajo diario cuando tienes que realizar actividades que requieren abrir y cerrar la puerta constantemente.
  5. Este tipo de puerta rápidas, tiene un sistema de auto reparación, ya que por más que sean golpeadas o se desprendan accidentalmente se vuelven a colocar en su lugar. Esto es una necesidad vital para el tipo de establecimiento al que está destinado porque la flexibilidad permite una apertura más rápida al trabajar.

Instalación de las puertas rápidas de lona

La correcta instalación de este tipo de puertas es vital para un correcto funcionamiento y durabilidad de la puerta rápida de lona, por lo que es sumamente necesario que se contrate a un profesional para hacerlo. En este caso recomendamos a BMP Doors, empresa puntera en puertas rápidas en todos los sectores comerciales e industriales.

Al contratar los servicios de un profesional experimentado tendrás como principal ventaja que está garantizado el correcto funcionamiento de la puerta, pero además te explicará cómo se utiliza y podrás saber a quién recurrir en caso de que ocurra algún problema en el futuro. Por otro lado, tendrás el asesoramiento del profesional en cuanto al correcto lugar de la instalación de la puerta y, si es necesario, saber si es la correcta para ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *