Merchandising sostenible

Cada vez con más las empresas que apuestan por que su merchandising sea sostenible y por eso recurren a los servicios de profesionales como https://www.gruposeripafer.com/ capaces de ofrecer una amplia oferta de productos de estas características, es decir, se fabrican con materiales reciclados y/o reciclables y promueven este tipo de acciones.

La mayoría de las empresas son conscientes de que sus clientes premian valores sostenibles y ecológicos y por eso se esfuerza en que todo aquello relacionado con la marca transmita esta misma filosofía. A esto se une, como no podría ser de otro modo, la propia convicción de las empresas que son cada vez más conscientes de la necesidad de usar materiales reciclados o fácilmente reciclables para no dañar el medio ambiente.

El cartón, el material estrella

Son muchos los motivos que hacen del cartón el material estrella a la hora de elaborar todo tipo de artículos de merchandising. Para empezar, es un producto muy económico, lo que lo hace altamente atractivo. Pero, además, tiene una gran capacidad para adaptarse a todas las formas y tamaños.

El cartón puede imprimirse por diversas técnicas, puede plastificarse y se combina fácilmente con otros materiales para conseguir una gran variedad de usos que hacen que se adapte a cualquier función que sea necesario obtener.

Pero, además, es un material sostenible por definición ya que no solo es reciclable sino que procede de materiales que han sido previamente reciclados, como papeles ya usados, otros cartones o fibras de papel que no eran válidas para ser utilizadas en folios o papeles convencionales por su baja calidad.

Los plásticos, elegidos con sumo cuidado

El plástico continúa siendo un material imprescindible para muchos artículos de merchandising. Pero hoy sabemos que no todos los plásticos son iguales ni van a tener el mismo efecto sobre el medio ambiente. Por eso, se apuesta por los plásticos que se pueden reciclar, siendo por ahora los más utilizados por fabricantes responsables.

De cara al futuro, se espera que pronto puedan utilizarse plásticos biodegradables. Así, incluso si no son depositados en el contenedor amarillo para poder gozar de una segunda vida útil, no contaminarán porque se desharán con facilidad. Por ahora, este tipo de plásticos que se usan ya en algunos productos como bolsas de la compra, son minoritarios en productos de merchandising porque todavía no se han desarrollado mezclas adecuadas para artículos rígidos o que precisen de una cierta fortaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *