Gestoria online

Las gestorías online comienzan a ganar terreno con los autónomos

Realizar todos los trámites que un autónomo tiene que llevar a cabo a lo largo del año puede ser motivo de estrés añadido a su trabajo. Muchos se quejan de que tienen que recordar constantemente plazos y que tienen que aprender a cubrir formularios que pueden resultarles bastante complicados cuando no tienen experiencia en este terreno.

Hasta ahora, estos autónomos contrataban los servicios de una gestoría para ocuparse de todos estos papeleos. De esta forma, no tenían que aprender, por ejemplo, a rellenar modelo 303 ni estar pendientes de plazos de presentación.

Pero lo que sí tenían pendiente era acudir una vez al mes a la gestoría para entregar todas las facturas recibidas y emitidas. Cuando hay que realizar un pago, el gestor avisa con cierta antelación y el autónomo se ocupaba de que hubiera dinero en la cuenta.

 

Una forma más sencilla de tener una gestoría

Sin embargo, los trabajos de los autónomos son cada vez más diferentes. Hoy hay muchos que trabajan desde casa realizando, por ejemplo páginas Web o trabajado de secretarios a distancia. Para ellos, tener que desplazarse cada vez que hay que realizar una gestión puede ser un problema.

Además, el gasto de la gestoría se une a todos los pagos que deben de hacer como autónomos y que recortan sus ganancias de una manera muy importante al cabo del año. Por eso, muchos se han preguntado, “si yo trabajo por Internet, ¿por qué no tengo una gestoría que haga su trabajo del mismo modo?”. Así, han comenzado a confiar en las nuevas gestorías online, que les ofrecen muchas ventajas respecto a las tradicionales.

El modo de trabajar de una gestoría online es similar al de una gestoría física en cuanto a los servicios clásicos: realizan las gestiones y papeleos que el autónomo necesita. Pero ofrecen ventajas añadidas. Por ejemplo, la mayoría de estos negocios ofrecen a sus clientes programas de facturación básicos que pueden combinar con la elaboración de sus modelos para presentar el IVA o para presentar el pago de IRPF, por ejemplo.

Estos modelos se generan de una manera casi inmediata si el autónomo lleva al día su facturación. Pero, además, pueden hacer este tipo de gestiones a cualquier hora del día.  Esto se traduce en un coste mucho menor del servicio y en una adaptabilidad total a los horarios del autónomo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *