El modelo español que podría cambiar la situación de las mujeres en todo el mundo

El modelo español que podría cambiar la situación de las mujeres en todo el mundo
feminicidios en Europa

¡Noticias impactantes sobre feminicidios en Europa! Letonia ostenta un triste récord, pero en España se ha implementado una normativa especial que marca la diferencia. En la Unión Europea, la recopilación de datos sobre feminicidios puede complicarse debido a las diferentes clasificaciones de delitos por género en cada país. Esto hace que no siempre se cuenten con estadísticas actualizadas, lo que no refleja la situación real en algunos Estados miembros. Sin embargo, según Eurostat, se han registrado un total de 6.593 homicidios cometidos por familiares, parejas y exparejas en Europa.

Pero más allá de las cifras, la situación es alarmante. Aunque Italia tiene un alto número de casos, se encuentra en la penúltima posición en la clasificación ponderada por el porcentaje de mujeres asesinadas en relación al total. El triste primer lugar lo ocupa Letonia, con 2,14 feminicidios por cada 100.000 mujeres en 2020, aumentando a 4,09 si se incluyen los perpetrados fuera del ámbito familiar. Lituania y Estonia también destacan con 22 y 41 casos respectivamente, en poblaciones de menos de 2 millones de habitantes. Por otro lado, Grecia tiene la tasa más baja, seguida de cerca por Suecia, Italia y España, todas por debajo del promedio europeo.

En términos absolutos, Alemania registra el mayor número de mujeres asesinadas en 2020, con un total de 225 casos. En Italia, en 2022, se reportaron 125 feminicidios de un total de 319 homicidios, lo que representa aproximadamente el 39% del total, llegando al 91% si se incluyen las víctimas de parejas o exparejas.

Pero, ¿qué se está haciendo desde el punto de vista legislativo? Según el magistrado Valerio de Gioia, consejero de la Corte de Apelaciones y especialista en violencia de género, los Estados europeos están alineados en la legislación gracias a las obligaciones derivadas del Convenio de Estambul. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, especialmente en la protección contra la violencia y el maltrato dentro de los hogares.

En este sentido, España destaca como el único país que cuenta con una legislación integral sobre violencia de género, aprobada en 2004 bajo el gobierno de Zapatero. De Gioia espera que este modelo sea adoptado por otros países, como Italia, que pronto votará la propuesta de Ley Roccella en el Parlamento. Esto se considera un paso esencial y necesario para proteger a las mujeres de la violencia, tanto física como económica.

La lucha contra los feminicidios en Europa es una tarea urgente y no podemos quedarnos de brazos cruzados. Es necesario que todos los países adopten legislaciones más sólidas y efectivas para proteger a las mujeres y erradicar esta violencia de nuestra sociedad. ¡No podemos permitir que más vidas se pierdan!