3 Recetas para innovar haciendo helados artesanales

En los últimos años, hemos visto cómo los helados se reinventan para ofrecer al consumidor experiencias gourmets para todos los gustos.

La última moda gastronómica se traduce en apetitosas mezclas heladas que van mas allá de los sabores y formas tradicionales.  Presentaciones complicadísimas, texturas imposibles de imaginar y mucha creatividad en los nuevos polos del verano.

¿Te gustaría probar un helado diferente? ¿Hacerlo tú mismo?

 

Los helados más originales del verano

 

#1. Helado de cerveza

La cerveza es una de las bebidas más consumidas en España.

La idea de hacer un postre con cerveza no es nueva, seguro que ya has podido probar muchos de los tipos de bizcochos hechos a base de cerveza negra, y ahora, también, en helado.

La mezcla de sabor entre tostado y dulce es única. En esta receta, utilizaremos una base de natillas para que queden aún más rico.

 

Ingredientes.

  • 450 ml de cerveza
  • ¾ de una taza de azúcar
  • Sal
  • 6 huevos (utilizaremos sólo las yemas)
  • 2 tazas de leche
  • Vainilla líquida

Preparación.

Lo primero que haremos será coger unos 350ml de cerveza y reducirlo en una sartén a fuego medio, eliminando parte de su graduación alcohólica y disminuyendo el agua.

Después, vertemos la reducción de cerveza en una jarra, añadimos el resto de cerveza reservada y un chorrito de vainilla.

Preparamos un bol con hielo para detener la cocción de las natillas una vez hechas. Cuando lo tengamos listo, comenzamos con la base de natillas. Para ello, ponemos en un cazo el azúcar, las yemas y la sal.

Removemos y añadimos leche a fuego medio.

Seguir removiendo hasta conseguir espesar las natillas sin que lleguen a quemarse. Si tienes un termómetro de cocina, las natillas estarán listas cuando alcancen los 80ºC.

Vertemos la mezcla en un bol y lo colocamos encima del bol con hielo que habíamos preparado inicialmente.

Después, añadir la cerveza a las natillas y remover hasta que se fusione la mezcla. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Una vez frío, dejamos enfría en la nevera unas 12 horas.

Por último, conservar en el congelador.

 

#2. Helado de zanahorias

El helado de zanahorias es una merienda ideal para los más pequeños de la casa. Una forma original de tomar helado y verduras en verano.

Ingredientes. 

  • 100 ó 200 g de azúcar
  • 1,3 kg de zanahorias tiernas
  • 1 limón en zumo
  • 400 ml de nata para montar

Preparación.

En una licuadora, ponemos las zanahorias sin piel y previamente lavadas. Licuamos para extraer todo su zumo. Después, lo echamos a una cacerola y añadimos un chorrito de agua, el azúcar y el zumo del limón. Cocemos durante unos minutos sin llegar a hervir.

Después, lo quitamos del fuego y dejamos que se enfríe.

Incorporamos la nata y removemos hasta conseguir una mezcla homogénea. Dejamos enfriar en la nevera durante unas 12 horas.

Por último, conservamos en el congelador.

 

#3. Helado de aguacate con canela

El helado de aguacate es uno de los que mas te sorprenderán por su sabor suave.

Ingredientes.

  • 2 aguacates
  • ½ limón
  • 550 gr de leche evaporada
  • 700 gr de leche condensada
  • 250 ml de nata para montar
  • Canela en polvo para decorar

Preparación.

Echamos los aguacates pelados y vaciados en el vaso de la batidora, incorporamos el zumo de medio limón (para evitar su oxidación), la leche evaporada y la leche condensada.

Batimos todo.

Montamos la nata (previamente fría) y vamos poco a poco añadiendo la mezcla anterior con el aguacate, evitando que se baje la nata.

Finalmente, conservamos en el congelador durante unas 12 horas tapado con un film. Se recomienda remover la crema cada cierto tiempo durante este proceso para que no se produzca hielo y su textura sea más cremosa.

Servir con canela.

 

 

Tanto si lo haces tú misma en casa como si dispones de un negocio heladero, necesitarás disponer de la maquinaria adecuada para conseguir una mezcla helada de 10.

Aunque no todos los helados necesitan de heladera para que puedas hacerlo tú mismo, sí que es recomendable utilizar los utensilios adecuados para conseguir que tu helado quede cremoso y listo para consumir.

No olvides hacerte con ellas y disfrutar del sabor helado más original este verano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *